Quintana Roo

Se aproximan a Quintana Roo más de 12,000 toneladas de sargazo

El sargazo que se aproxima a las costas de Quintana Roo ha incrementado su volumen considerablemente en las últimas dos semanas.

Cancún, QR. El sargazo que se aproxima a las costas de Quintana Roo ha incrementado su volumen considerablemente en las últimas dos semanas.

La Secretaría de Marina (Semar) alerta que se aproximan 12,300 toneladas de esta alga a las costas del estado, principalmente a la zona sur, aunque el recale excesivo afectará también a Tulum y Playa del Carmen.

Según el reporte de ayer 28 de junio, la Semar ha identificado un primer grupo de sargazo al sureste de Punta Allen, con un volumen aproximado hasta el domingo pasado de 313 toneladas, el cual continuará ingresando al Canal de Cozumel, “generando incrementos de recales a partir de los próximos dos días al norte de Sian Ka’an, inmediaciones de Tulum, Playa del Carmen, costa sur y este de Isla Cozumel”.

El grupo dos está ubicado al sureste de Mahahual, “con un volumen aproximado hasta el domingo 27 de junio de 12,000 toneladas, que generará recales excesivos, iniciando a partir de los próximos cuatro días sobre Xcalak, Mahahual y Sian Ka’an, y posteriormente en Tulum e inmediaciones de Playa del Carmen”.

El reporte de la Marina también consigna que “tomando en cuenta los registros y observaciones hechas en días anteriores y considerando la presencia de altas concentraciones de sargazo en el Caribe mexicano y que aún existen en otras regiones del Mar Caribe, la condición de alertamiento con probabilidad de recales en denominación de “abundantes”.

En cinco municipios (Benito Juárez, Solidaridad, Cozumel, Tulum y Puerto Morelos) se reporta condición de recale “alto”, mientras que en Othón P. Blanco el estatus cambia a “muy alto”.  Únicamente en Isla Mujeres la condición de recale es “escasa a moderada”.

Activistas ambientales han urgido al gobierno del estado habilitar cuanto antes los sitios de confinamiento del sargazo recogido en las playas y en altamar, pues al no haber sitios específicos para este fin, el alga ha comenzado a ser colocada al aire libre, con la consecuente contaminación del subsuelo que esto supone.

-El Economista