Yucatán

Disciplina financiera del Gobierno de Yucatán es reconocida por calificadora internacional

Moody’s, una de las más grandes compañías de calificación de crédito, distingue el gobierno corporativo y la administración de Yucatán por sus finanzas sólidas y sanas durante el año 2020.

Mérida, Yucatán, 15 de junio de 2021.- La agencia internacional Moody’s reafirmó la pertinencia de las políticas de disciplina financiera puestas en marcha por el Gobernador Mauricio Vila Dosal durante 2020, considerado el año más difícil de la historia moderna de Yucatán, luego de que el estado obtuvo la calificación crediticia Ba1 (A+), lo que significa que se tienen finanzas sólidas y sanas en Yucatán.

En su evaluación, la agencia internacional destacó que el manejo eficiente de las finanzas estatales que se impulsa en la actual administración permitió implementar medidas y acciones para atender el año pasado las dificultades que trajo consigo la pandemia del Coronavirus, como la crisis de salud, la desaceleración económica, así como las tres tormentas tropicales y dos huracanes que azotaron el estado.

Cabe recordar que, ante la emergencia sanitaria y sus afectaciones, se pusieron en marcha una serie de medidas extraordinarias como el Plan Estatal para Impulsar la Economía, los Empleos y la Salud de los Yucatecos, al igual que la habilitación de los Hospitales Temporales del Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI y de Valladolid, además de otros esquemas para proteger la economía de la población.

Además de gastos extraordinarios para atender la pandemia, ésta provocó una menor recaudación e impactó la perspectiva de calificación. Al mismo tiempo, el esfuerzo de contención del gasto operativo en 2020 fue reconocido por Moody’s ya que, en su opinión, Yucatán tiene suficiente resiliencia para concretar los planes presupuestales y mantener finanzas sanas a pesar del impacto de la contingencia sanitaria.

La calificación otorgada por Moody’s a los esfuerzos hechos en el 2020 permite a Yucatán demostrar la solidez de sus finanzas, originada por programas como el de austeridad, impulsados en la presente administración estatal.

Hay que recordar, en el 2019, el estado registró un balance presupuestal con superávit por primera vez en los años recientes. La capacidad del estado para generar ingresos propios y la eficiencia en el gasto, garantizarán finanzas sanas.