Interior del Estado Yucatán

Yucatán podría regresar a semáforo naranja: Vila Dosal

Hoy jueves se darán los resultados de los indicadores epidemiológicos, aseguró

Ante el aumento de casos de Covid-19, Yucatán podría regresar a semáforo naranja, indicó el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, durante una rueda de prensa que ofreció en el módulo de vacunación de la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY).  

A seguro que las estadísticas señalan que la capacidad hospitalaria del estado no está en riesgo; pues los ingresos hospitalarios no están aumentando en la misma proporción.  

El pasado mes de abril, después de 10 meses, el semáforo estatal de Yucatán cambió al color amarillo, lo que implicó la reducción de ciertas medidas restrictivas, ampliación de horarios en negocios, e incremento de aforos en restaurantes y plazas comerciales, entre otras disposiciones.

La Secretaría de Salud federal dio a conocer este lunes que Yucatán se encontraba dentro de las entidades que presentan un alza en los contagios de Covid-19 en sus territorios, junto a Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas y Baja California Sur

Al respecto, Vila Dosal aseguró: “vamos a seguir analizando todos los días, como lo hacemos de manera muy responsable, los indicadores de salud, y en el momento que sintamos que nuestra capacidad se va empezar a complicar, a poner en riesgo, estaremos tomando las medidas pertinentes”:

Las estadísticas, precisó, son los datos de la semana completa, por lo que en estos momentos no se puede anticipar qué pasará con el semáforo hasta el jueves, y viernes, en el caso del gobierno federal.  

Para el mandatario, el proceso de vacunación ha generado una falsa sensación de que la epidemia ya terminó, por eso volvió hacer un llamado a la ciudadanía a que la pandemia no se va a terminar hasta que todas las personas estén vacunadas, e invitó a seguir tomando las medidas sanitarias, de sana distancia, uso de cubrebocas e higiene.  

Además, hizo hincapié en que el estar vacunado no implica que no puedas contagiarte o contagiar a alguien más, sino que minimiza el riesgo de compilaciones hospitalarias y de fallecer.  

A su vez, dijo que existen círculos sociales que se vacunaron fuera del país, y “dejan que sus hijos hagan y deshagan”, por eso piden a los padres a vigilar el comportamiento social de los jóvenes de entre 18 y 29 años.