Nacional

IMSS EXHORTA A NO BAJAR LA GUARDIA EN LA PRÁCTICA DE LA HIGIENE DE MANOS

Realizar correctamente el lavado de manos permite prevenir enfermedades generadas por parásitos, virus o bacterias.

Con la finalidad de reducir la propagación del virus SARS-CoV-2; así como poder evitar otros padecimientos infecciosos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhorta a continuar realizando de manera constante la técnica correcta de lavado de manos.

Diversos estudios indican que las manos son la principal vía de transmisión de microorganismos patógenos. Por ello, realizar higiene de manos en el momento oportuno y con la técnica adecuada es fundamental para la prevención de las Infecciones.

Además, el lavado de manos es considerado el hábito más sencillo y una de las mejores medidas para evitar la transmisión de gérmenes; y con ello, contribuir de forma efectiva a la prevención de las enfermedades generadas por virus, parásitos y bacterias; entre las que destacan el COVID-19, infecciones en la piel, enfermedades gastrointestinales, respiratorias y conjuntivitis; así como muchos otros padecimientos que pueden poner en riesgo la salud y hasta la vida.

Es indispensable lavarse las manos con agua y jabón de manera periódica y  cuando exista sospecha de contacto con personas enfermas.

El lavado de manos con agua y jabón requiere de una duración de 40 a 60 segundos. Antes de realizar el lavado es indispensable retirar accesorios como reloj, anillos y pulseras.

La técnica correcta del lavado de manos consiste en:  Mojarse las manos con agua. Depositar en la palma de la mano una cantidad de jabón. Frotar las palmas de las manos entre sí. Frotar la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa. Frotar las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados. Frotar el dorso de los dedos de una mano  con la palma de la mano opuesta agarrándose los dedos. Frotar con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa. Frotar la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda haciendo un movimiento de rotación y viceversa. Enjuagar las manos con agua; secar con una toalla desechable y cerrar el grifo con esa misma toalla.

La higiene de manos también puede realizarse con la técnica “fricción de manos con Solución Base Alcohol” de al menos 70 por ciento. Usando esta técnica y el producto con las características adecuadas, las manos quedan libres de contaminación potencialmente nociva y seguras.