Yucatán

ANTE DETERIORO DEL EMPLEO, 4 PROPUESTAS PARA RECUPERARLO Y BENEFICIAR A LAS FAMILIAS

Preámbulo

La pérdida de empleo es una de las consecuencias más dolorosas que tiene una crisis económica. Después de un año de haber iniciado la pandemia, los datos reflejan un mercado laboral debilitado, con menos opciones de empleo y salarios deprimidos. Vemos también que las condiciones laborales en algunas regiones, sectores y grupos poblacionales han sido más afectadas que en otras.

A pesar de la reapertura de la mayoría de las actividades, el impacto en el empleo permanece y se requieren acciones decididas para evitar que el deterioro del mercado laboral se convierta en una condición de rezago para la población y el desarrollo del país.

En Coparmex realizamos el siguiente análisis de los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo al primer trimestre 2021 del INEGI que reflejan el estado del mercado laboral, formal e informal, a un año del inicio de la pandemia.

Panorama general

Al cierre del primer trimestre del 2021, hay 2.4 millones de personas ocupadas menos de las que había al cierre del primer trimestre del 2020. Esto implica una reducción del 4.3% en la población ocupada. Entre ellas, 1.9 millones estaban en la informalidad y 500 mil en la formalidad.

Los datos muestran que hay 400 mil personas más activamente buscando un empleo de las que había hace un año. Esto implica que la tasa de desocupación pasó de 3.4% a 4.4%. Las entidades con mayor tasa de desocupación son Quintana Roo (8.2%), Ciudad de México (7.3%) y el Estado de México (6.5%).

Llamado de Coparmex

Los datos del empleo reflejan la urgencia de implementar medidas que permitan recuperar el mercado laboral. El gobierno no puede seguir de brazos cruzados, las familias que hoy padecen el desempleo, la falta de ingresos y la incapacidad de llevar alimento a sus mesas no pueden esperar.