Merida

Brito denuncia guerra sucia en el tercer distrito federal

El candidato de Morena denunció, con base en señalamientos de vecinos, que su propaganda electoral fue destruida por personas afines al blanquiazul.

La guerra sucia en contra de quienes luchamos por ideales de justicia, equidad, inclusión y combate a la corrupción ha sido el sello distintivo de los gobiernos neoliberales comandados por el PRIAN, expuso Oscar Brito candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al tercer distrito federal.

Durante una caminata realizada en la comisaría de San José Tzal, al sur de la capital yucateca comentó que varias personas pidieron lonas con la figura del candidato para mostrar su apoyo y fueran colocadas en las fachadas de las casas.

Sin embargo, antes de abandonar el sitio vecinas y vecinos nos informaron que personas afines al blanquiazul destruyeron nuestra propaganda electoral; las rompieron, cortaron, rasgaron y en algunos casos las arrancaron de tajo. Esto no es válido en ningún ejercicio democrático, dijo.

Este tipo de acciones retratan de cuerpo entero a nuestros adversarios que se hallan muy preocupados por el avance que tenemos en las preferencias electorales por el tercer distrito. Esto es inaceptable, es una campaña de terror y opresión, basada politiquería barata, esa que nosotros queremos erradicar de Mérida.

Opinó que la democracia se construye con el derecho que tenemos todas y todos a disentir y al libre ejercicio del voto, para que los ciudadanos puedan emitir su sufragio sin miedo a represalias y de manera consciente. No les basta tener al árbitro electoral de su lado, siempre nos sorprenderán con este tipo de acciones violentas.

Están temerosos pues el respaldo de la ciudadanía al proyecto de la Cuarta Transformación es unánime y cada día se vuelve más contundente. “Nosotros sabemos que la gente necesita ser escuchada y que sus demandas sean atendidas, eso es lo que hacemos. Atrás quedaron los tiempos en que los políticos tradicionales ofrecían migajas a la ciudadanía para obtener votos y así ganar de forma fraudulenta los comicios”.

Afortunadamente esta vieja manera de hacer campaña ha sido superada, pues el despertar de la conciencia social llegó para quedarse y a nuestro movimiento nadie lo amedrenta con este tipo de estrategias, finalizó.