Yucatán

La trova vive en Yucatán: JC Ramírez Marín.

Son las voces que nos renuevan la esperanza y que nos dicen que Yucatán no se dá por vencido y que sigue manteniendo sus tradiciones, ellos son los trovadores que este 21 de marzo estarán de manteles largos y que fueron el motivo en las charlas matutinas del Senador Jorge Carlos Ramirez Marín.

Las voces que nos renuevan la esperanza de que sabemos que las tradiciones no van a morir; son las voces que nos devuelven el animo y nos dicen que Yucatán está muy lejos de haberse dado por vencido y mantiene sus tradiciones.

Como están los trovadores, cuál es la situación de la Trova Yucateca, fueron las preguntas que el senador se hace en torno a esta tradición musical de nuestro estado de Yucatán, misma que fue respondida por el trovador Gustavo López

La situación debido a la pandemia se agravo, -explico Gustavo López- llevamos más de un año semi varados de alguna manera, trabajando por la contingencia en un 40 a 50%.

Durante los primeros 8 meses de la pandemia nos golpeo muy fuerte por que estuvimos inhabilitados durante todo ese tiempo, ahora hay un poco más de luz y la gente empieza a contratar y disfrutar de la música de trova que es una gran tradición que tenemos en esta tierra nuestra por fortuna y a gente romántica ahí está, el gusto no se pierde.

Durante la charla quedó de manifiesto la necesidad de continuar impulsando la trova y de que niños y jóvenes se interesen más en la trova, la canten, la disfruten y la interpreten como en el caso de las niñas trovadoras del Mayab, grupo música con cuyo video abrió la platica el senador Jorge Carlos Ramirez Marín.

La pregunta que surgió fue ¿hay una trova nueva?, Diego Cocom trovador invitado respondió.

Si definitivamente, la trova es una semilla que va renovando constantemente, pero también hace falta impulsar la participación de la mujer dentro de la trova , no solo como escucha, sino también como interprete y ejecutoras.

Como resultado de la charla quedó de manifiesto que hay mucho futuro para la trova en Yucatán y que a pesar de que desde 1972 se celebra el día del trovador, las condiciones de los trovadores han cambiado, y desde antes de la pandemia ya la gente sabia dejado de asistir a la plaza principal de esta ciudad a elegir a un trio o a un grupo de trovadores para sus serenatas a hora van a su teléfono y buscan opciones por medio de internet.

Dejaron en claro que ser trovadores significa horas de ensayo, hay tríos consolidados con una larga trayectoria y los precios varían.

Finalmente la post pandemia que significa vacunación para todos, permitirá que las cosas se normalicen y mejoren, y hay que seguir para que está tradición no muera.