Yucatán

Presea al Mérito Humano de la Codhey a la maestra Angélica Caamal.

Por Destacada y permanente labor de apoyo a personas con autismo Angélica Caamal Bastarrachea se hizo acereedora al Mérito Humano de la Codhey misma que recibió de manos de la Secretaría Genera de Gobierno María Fritz Sierra.

Con la representación del mandatario estatal, Fritz Sierra entregó junto al presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), Miguel Óscar Sabido Santana, la referida distinción, que en su edición 2020, recibió la maestra Caamal Bastarrachea, por su permanente labor de apoyo a personas con autismo y contribuir a la promoción de sus derechos humanos.

Esta presea, dijo Fritz Sierra, promueve en Yucatán a una sociedad más justa, tolerante y respetuosa de los derechos humanos, acorde con las políticas de inclusión social que impulsa el Gobierno Estatal.

Dijo que en el Gobierno de Yucatán, la igualdad, la inclusión social y el respeto a la diversidad son derechos prioritarios, y trabajamos en ellos de manera transversal, desde distintos ámbitos, como la educativa y la implementación de diversas estrategias y acciones sustantivas para una atención integral que permita mejorar la calidad de vida”, puntualizó la funcionaria.

La funcionaria recordó que, al inicio de la presente administración del Gobernador Vila Dosal, se creó el Instituto para la Inclusión de las Personas con Discapacidad del Estado (Iipedey), por lo que Yucatán es una de las ocho entidades del país que cuentan con un organismo que promueve, impulsa y trabaja por la igualdad de oportunidades, para garantizar el desarrollo de este sector de la población.

Expuso también que el Ejecutivo se suma al reconocimiento que otorga la Codhey a la maestra Rosa Angélica, pues “su trabajo contribuye a hacer más visibles los problemas a los que se enfrentan las personas con autismo y, de esta forma, ayuda a concientizar a la sociedad sobre la inclusión”.

“Me permito decirle que usted es fuente de inspiración para las y los yucatecos, pero, sobre todo, para nosotros, los funcionarios, que tenemos la responsabilidad de trabajar por esta causa”, puntualizó, al resaltar el desempeño de la galardonada desde la sociedad civil, a través de los años y con enormes sacrificios.

Por su parte, la recipiendaria ratificó su compromiso de trabajar a favor de los derechos humanos y de las personas con diagnóstico de autismo, con el fin de que a estas se les incluya plenamente en todos los ámbitos y puedan ejercer sus garantías.