Nacional

Suprema corte anula disposiciones de la política energética.

La Suprema Corte anuló disposiciones de la Política de Confiabilidad Energética del gobierno federal por considerar que son discriminatorias para las centrales de energía renovable y contrarias a un mercado competitivo.

En una resolución de la Segunda Sala adoptada con cuatro votos a favor y uno en contra del proyecto presentado por el ministro Luis María Aguilar, la Corte indicó que dicha Política impide que plantas generadoras que podrían ser más eficientes participen en el sector, generando ventajas indebidas a las plantas que en ese momento se encuentran activas en el mercado.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), promovente de la controversia constitucional en contra del Ejecutivo Federal con relación al Acuerdo por el que se emite la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional publicado el 15 de mayo pasado, logró que la Corte le diera la razón en la mayoría de sus impugnaciones relacionadas con la apertura del mercado eléctrico, conforme a lo que establece la Reforma Energética de 2013.

La resolución del máximo tribunal ocurre dos días después de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso una iniciativa preferente que propone cambios a esa ley, aprobada en 2013 como parte de la Reforma Energética, con el fin de reposicionar a la CFE en el control del sector eléctrico a través de sustituir el orden de despacho de fluido eléctrico a la red que hoy empieza con la electricidad más barata, por uno que dé prioridad a la energía producida por las hidroeléctricas y otras plantas de la compañía estatal, y ya luego considere la energía eólica o solar y la de plantas de ciclo combinado de las empresas privadas.