Internacional

EE. UU. se militariza en vistas de la investidura de Biden.

RFI Xavier Vila, y AFP.

Una reducida presencia de manifestantes adscritos a grupos de extrema derecha, algunos mostrando rifles de asalto, se han congregado alrededor de las sedes de los poderes legislativos de diferentes estados del país, fuertemente custodiados por tropas armadas de la guardia nacional.
Una amplia presencia policial que parece haber disuadido a los partidarios de Donald Trump, que llenan las redes sociales con mensajes que animan a entorpecer la toma de posesión de su sucesor Joe Biden el miércoles.
Esta disuasión policial no ha impedido que algún seguidor del aún presidente denostase a la prensa alrededor del capitolio de Washington mientras mantenía a gritos al paso de un helicóptero policial que el proceso electoral le fue robado a Trump.
A su lado otro manifestante que también ha declinado identificarse sostenía que muchas personas como él sólo buscan defender su derecho a vivir armados ante las regulaciones que -decía- quiere imponer el inminente gobierno de Joe Biden sobre, entre otras, la segunda enmienda constitucional, que garantiza el derecho a poseer armas de fuego.

“Se supone que este acto es para unirnos. Somos los que nos preocupa que nos pisoteen nuestros derechos”, dice al micrófono de RFI un manifestante. “Como digo, la declaración de derechos, de la primera a la quinta enmienda. Queremos que todo el mundo se una”, dice el manifestante agregando que muchos de sus colegas descartaron manifestarse tras ver la insurrección en este mismo lugar del pasado día 6, que provocó 5 muertos.
Cerca suyo un agente policial se congratulaba de la escasa presencia de manifestantes, si bien advertía escuetamente que siempre esperan lo mejor y se preparan para lo peor.
Una preparación que ha fortificado Washington, donde vallas metálicas infranqueables hacen inaccesible todo el centro de la ciudad, en especial las áreas que rodean la casa blanca y el capitolio, calificadas como zona verde, emulando la terminología usada en la Bagdad ocupada por las tropas estadounidenses. Unos 25 mil efectivos de la guardia nacional negarán el acceso al centro durante toda la semana.
La policía estatal de Tennessee hace guardia frente al Capitolio del Estado el domingo 17 de enero de 2021, en Nashville, Tenn. El FBI ha advertido de la posibilidad de que se produzcan protestas armadas en el Capitolio de la nación y en los 50 capitolios estatales a partir de este fin de semana