Internacional

Políticos franceses critican decisión de Twitter de cerrarle la cuenta a Trump

RFI Texto por:Hernando Sánchez

Hoy es Trump, ¿y mañana quién? En el futuro, ¿a qué político podría cerrarle Twitter su cuenta privandolo de una importante tribuna en el debate público? Políticos franceses, de distintos partidos y movimientos, se plantean la pregunta, si bien algunos estiman justificada la decisión de Twitter en el caso del mandatario norteamericano. 

“Es posible estar en contra de Trump, denunciar el caos que ha generado su presidencia, y al mismo tiempo rechazar el hecho de que los GAFA (Google, Apple, Facebook, Amazon) hayan tomado esta decisión solos, sin el control de un juez, sin ningún recurso posible”, sostiene Aurore Bergé, la diputada del oficialista LREM.

Porque fue por decisión de la empresa privada Twitter, instalada como esos gigantes del internet en la Silicon Valley, que Trump perdió de manera permanente su cuenta con 89 millones de seguidores.

“¿Por qué un puñado de multimillonarios de Silicon Valley tiene el monopolio del discurso político?”, declaró el senador republicano Ted Cruz mientras que Rudy Giuliani, abogado personal de Trump, se preguntaba: “¿Quien será el próximo en ser silenciado?”.

En Francia, el debate también va en el mismo sentido.El secretario de Estado francés encargado del tema digital, Cédric O, escribió en un tuit que la suspensión permanente de la cuenta Twitter de Trump se justifica por una “profilaxis de emergencia”, en todo caso “plantea cuestiones fundamentales” sobre la regulación del debate público.PUBLICITÉ

“Es un poco limitado, desde el punto de vista democrático, que esas redes regulen el debate público basándose solamente en las UGC (condiciones generales de uso), pues todos ellos se han convertido en verdaderos espacios de debate público que reúnen a miles de millones de ciudadanos”, precisa el ministro.

La decisión de Twitter, tomada en nombre de un “riesgo de nuevas incitaciones a la violencia” por parte del presidente saliente de los EE.UU., tras el ataque de cientos de sus partidarios contra el Congreso en Washington, ha provocado una gran reacción en la clase política francesa.

Jean-Luc Mélenchon, de la izquierda radical, consideró que “el comportamiento de Trump no puede servir de pretexto para que los GAFA se arroguen el poder de controlar el debate público”, acusando a “las leyes Macron” de haber “legalizado esta censura privada”. El diputado de la LFI, François Ruffin, denunció la “escandalosa” decisión.

“En los años venideros, tendremos la cuestión esencial de la regulación, y tal vez el desmantelamiento, de los GAFAM (los GAFA más Microsoft), los cuales representan una amenaza para nuestras democracias”, dijo el presidente de Hauts-de-France, Xavier Bertrand (ex-LR, derecha), al canal BFMTV.

La ultraderchista Marine Le Pen estima que es “un verdadero golpe de fuerza democrático por parte de grandes grupos privados que ahora consideran que tienen más poder, lo cual es probablemente cierto, que un Estado”.

“No podemos, por un lado, y con razón, condenar los ataques a la democracia que se están produciendo en el contexto de la intrusión en el Capitolio (…) y al mismo tiempo no (…) condenar muy enérgicamente a estos gigantes digitales que en realidad quieren influir directamente en la democracia decidiendo quién tiene derecho a hablar”, agrega.

En este contexto, también es diciente el hecho de que gigantes como Google el viernes y Apple el sábado, eliminaron de sus tiendas de aplicaciones a Parler, una plataforma utilizada por extremistas de derecha y comentaristas conservadores.

También Amazon decidió suspender la cuenta de Parler a partir del 10 de enero. Como el grupo alberga los datos de Parler en su servicio de cloud, ese debería impedir al menos temporalmente el funcionamiento de esa red social.

La decisión de Twitter fue tomada dos días después de que partidarios de Trump irrumpieran en el Capitolio de Washington en donde protagonizaron enfrentamientos con los agentes de seguridad y vandalizaron el edificio. Cinco personas, entre ellas un policía, perecieron a causa de los incidentes.

Facebook y otras redes como Instagram, Snapchat o Twitch suspendieron por tiempo indeterminado las cuentas de Trump.

La plataforma de debates Reddit, normalmente bastante permisiva, cerró el viernes un foro de fanáticos del presidente por haber transgredido sus normas contra la incitación al odio.