Merida

Sobreviviente de Covid-19

La Fé mueve montañas, y doña Maria Braulia Torres quien con 68 años de edad agradece primero a Dios la vida que ahora tiene, ella es una sobreviviente de Covid-19, ya había sido enviada  a su casa a descansar no había nada que hacer por ella en los hospitales los cuales había recorrido en un volchito y no había podido ingresar.

Doña María recuerda que nunca se imagino tener el coronavirus, el Covid-19, ese bicho que ha encerrado a miles de millones de gentes en todo el mundo.

Yo la verdad nunca jamas en mi vida  me imagine que era esa enfermedad, ni o pensé no dije nada por no afligir a mi hijo no sabia definir que es lo que me estaba pasando. 

Todos los hospitales estaban llenos, fue en la clinica de Mérida donde le pusieron oxigeno y les recomendaron ir a otro hospital donde al llegar le dijeron que no podían hacer nada y les explicaron que si ella entraba no podría estar con ningún parienta vigilada, fue en dicho sitio que es dieron 2 opciones ingresar en un pabellón donde no estaba autorizado el oxigeno por su edad o regresar a su casa.

Es por ello que la familia presionada por la situación de doña Maria toma a decisión de internarla y es por eso y ante cualquier posible desenlace a ella le dan Los Santos Oleos por parte de su hijo menor quien es sacerdote.

Doña María solo recuerda que no podía hablar el oxigeno le faltaba y se desmayo, sus familiares ahora e relatan que la levaron de nueva cuanta a su hogar, ahí estuvo cuidada y atendida por su familia y una comadre que nunca la abandono.

Sus hijos consiguieron el oxigeno que su cuerpo requería para vivir y los cuidados ininterrumpidos de la familia los rezos de su hijo el sacerdote y todo el amor de toda la familia rindieron frutos, cuando ella volvió abrir los ojos ahí estaban todos cuidandola.

Por parte del servicio medico otro de sus hijos le pidió estudios para saber si era covid-19 y a llevaron, ahí e tomaron una muestra de sangre de su dedo por que no e pudieron sacar sangre en sus brazos, pero algo ocurrió las cosas no salieron bien y resultado de esa mala punción una vena se infartó y perdió una falange.

Ahora ella hace un llamado a la gente y les pide que se cuiden, estuvo al borde de la muerte y después perdió una parte de su dedo, es por eso que pide a la gente ser consciente y no salir.