Internacional Ultimas Noticias

Tres campañas contra la violencia de género en Argentina se hacen virales y llegan a varios continentes

A través de la iniciativa Spotlight, una colaboración entre las Naciones Unidas y la Unión Europea centrada en erradicar la violencia de género a nivel global, se produjeron tres campañas que lograron viralizarse en otra continentes.

La primera campaña, “Amigo date cuenta” fue lanzada en octubre, el objetivo fue incentivar a la reflexión sobre la importancia de promover masculinidades saludables, libres de prejuicios y que tomen distancia del machismo como cultura de violencia y discriminación, rompiendo también con la complicidad machista dentro de los grupos de varones.

busca promover el cambio de comportamiento en temas como las complicidades en los grupos de amigos, el acoso y el consenso en las relaciones sexuales y la participación de varones en tareas del hogar y de cuidados.

 “Yo me ocupo” es otra campaña apelaba a escenas cotidianas abordadas desde el humor con el propósito de reflejar cuan naturalizado está en la sociedad que las tareas del hogar y de cuidados son responsabilidad de las mujeres y de qué manera esta naturalización proviene de estereotipos de género que sirven a los varones para evadir responsabilidades. 

La campaña, que se viralizó a comienzos de noviembre cuando fue lanzada, resaltó la figura del ayudador, que se refiere a aquel varón que sólo se ocupa de realizar las tareas del hogar cuando se lo solicitan o está a la espera de recibir indicaciones.

“Ser ayudador no alcanza, esperar a que te lo pidan tampoco”, es una de las ideas centrales de la campaña, y no solo se convirtió en uno de los videos más vistos en Argentina, sino que trascendió al plano internacional y fue replicado en redes sociales y medios de comunicación online en Uruguay, Paraguay, México, Perú, Estados Unidos, España, Francia y Turquía, dejando en evidencia que la carga de tareas en el hogar para las mujeres es un problema global.  

y “Sin mochilas”,  Su objetivo es visibilizar la importancia de sacarse la mochila que cargamos, muchas veces llena de prejuicios e intolerancia, y destacar el rol fundamental que corresponde a los adultos para educar a las nuevas generaciones de manera más inclusiva y respetuosa, conscientes de la gravedad que implica la violencia hacia todos.

“Chicos y chicas crecen en una cultura machista y desigual bajo mandatos que le vamos cargando y no les deja elegir cómo ser. Por este motivo, sacarnos la mochila del machismo es dar un paso hacia una vida libres de violencias y desigualdad”, afirmó Roberto Valent, representante del Sistema de Naciones Unidas en Argentina.