Merida

Nuevo Consulado Americano, representa grandes ventajas para ambos paises

Esta ciudad  transita por el camino de la inclusión y el respeto mutuo, es una tierra de esfuerzo y esperanza donde todos sin importar lenguaje, raza, religión o cultura, son bienvenidos para sumar por Mérida, dijo el alcalde de Mérida Renan Barrera Concha momentos antes de que se inauguren los trabajos de construcción del nuevo consulado de los Estados Unidos en Mérida.

Manifestó su satisfacción de ser testigo  del inicio un nuevo ciclo de relaciones bilaterales en esta década que apenas comienza, como un puente de comunicación permanente entre las autoridades municipales, el cuerpo diplomático estadounidense y sus ciudadanos, quienes eligen a Mérida como su ciudad de residencia.

El académico hizo votos porque la nueva sede del Consulado norteamericano consolide aún más valores, compromisos y responsabilidades, sabiendo que, a través de la diplomacia, podemos contar con la reciprocidad de continuar siendo países unidos en esfuerzo y en colaboración.

Estos trabajos, señaló, reflejan la confianza y amistad entre nuestros pueblos destacando el valor que la Península de Yucatán tiene para los Estados Unidos de Norteamérica, por su situación geográfica. Esto nos permite conservar corredores aéreos y marítimos comerciales, y un movimiento considerable de visitantes de ese país quienes tienen por puerta de entrada a Yucatán.

Sabemos de la preferencia de nuestros amigos de Norteamérica por venir de paseo o vivir en esta región de México, por sus atractivos turísticos y la seguridad que encuentran sus familias como garantía de una vida tranquila que le otorga la propia cercanía de Mérida con su país.

La puesta en marcha de estos trabajos reafirma la relevancia que Mérida tiene en el plano internacional para el vecino país y el movimiento migratorio de éste para con México, lo que se refleja en las entidades que conforman el Sur del país como Tabasco, Campeche, Quintana Roo y por supuesto, Yucatán.

Así lo demuestran los más de 20,000 estadounidenses que habitan permanente o temporalmente en nuestra Península, de los cuales más de 2 mil radican en Mérida y de estos, 1,300 tienen condición migratoria de tarjeta de residente permanente.

Manifestó que Mérida es una de las 10 entidades mexicanas en donde los Estados Unidos de Norteamérica cuenta con una representación consular, misma que se refleja en las 36 mil visas que aproximadamente fueron entregadas en 2019 y en donde un 80% de las solicitudes, hechas por yucatecos, han sido autorizadas en su momento.

Por otra parte, existen alrededor de 180,000 yucatecos migrantes en el exterior de los cuales el 87% se encuentra en Estados Unidos radicando principalmente en tres ciudades de ese país: San Francisco, Los Ángeles y Oakland.

Así lo hemos entendido y llevado a la práctica, tanto el gobernador, Mauricio Vila y un servidor, pues más allá de nuestras esferas de acción, vamos unidos en un esfuerzo conjunto para que Yucatán y su capital, Mérida, consoliden su presencia en el plano mundial formalizando a través del trabajo y constancia de todos, este proyecto de estado y ciudad, que sin duda habla del gran compromiso para un Yucatán más fuerte y una Mérida más próspera.

Hoy aquí, el gobernador del Estado y el alcalde de Mérida, estamos llevando a la práctica la afirmación de ese trabajo coordinado, junto con la comunidad estadounidense que ha adoptado a Mérida como su ciudad de residencia. Así, nos mostramos unidos por fuertes valores en común, sólidos nexos comerciales y lazos culturales compartidos.

Nuestro Ayuntamiento trabaja muy de cerca con el consulado norteamericano en temas de índole educativo, cultural y sobre todo de seguridad, con el objetivo de intercambiar experiencias que contribuyan al desarrollo de la ciudad, con el interés de seguir favoreciendo acciones que consoliden aún más a Mérida en el contexto nacional e internacional.

Deseo, asimismo, expresar mi más amplio agradecimiento a la Cónsul General de Estados Unidos en Mérida, Courtney Beale, por la empatía y profesionalismo mostrado para que la relación diplomática de su país con Yucatán y México, esté dando resultados y éstos se traducen en beneficios bilaterales para nuestros países, pero, sobre todo, por demostrar con su trabajo al frente de este Consulado, el aprecio por nuestra gente y nuestra tierra donde se ha sabido ganar el cariño de los yucatecos por su trato y don de gente.

Qué mejor manera de llevar las palabras a los hechos que con la construcción de este edificio donde funcionará el nuevo Consulado de los Estados Unidos de Norteamérica en nuestra ciudad. Esta decisión del gobierno norteamericano, nos alienta a continuar con esa responsabilidad ciudadana para con los residentes de ese país quienes enriquecen a Mérida con el trabajo que realizan en sus diversos ámbitos.

Esto nos ha motivado a trabajar en la elaboración de una agenda que incorpora de manera equilibrada una visión que comprende a la persona migrante en dos dimensiones: como sujeto de derechos, pero también como un importante aliado para el desarrollo de nuestra Mérida.

La cohesión social y cultural con los migrantes nacionales y extranjeros es parte de nuestro compromiso humano como Ayuntamiento, en el que nos acercamos con todas las personas que llegan a vivir a nuestra ciudad para transitar hacia el reconocimiento de la migración como agente de desarrollo y de enriquecimiento social y cultural.

Estamos en contacto directo con los cuerpos diplomáticos de otros países y sus respectivos cónsules destacados en el municipio, poniendo a su disposición nuestra Oficina Municipal de Atención a Migrantes que, por primera vez en la historia de un Ayuntamiento de Mérida, se ha creado para trabajar con gobiernos extranjeros conjuntamente con nuestra Secretaría de Participación Ciudadana.