Merida

Mérida hacia un modelo urbano, sostenible incluyente y saludable.

Es necesario transitar hacia un modelo urbanístico sostenible, seguro, incluyente y saludable donde se priorice la infraestructura verde y no vuelva a ocurrir lo que sucedió en el fraccionamiento las Américas donde la subida del manto freático afecto a todo un conjunto habitacional, aseguró Eduardo Monsreal Toraya consultor del Observatorio de Movilidad Sostenible de Mérida.

En la ciudad, dijo,  existe un gran reto de movilidad y construcción en la zona norte donde en el futuro hay que tomar medidas que impacte en beneficio de la población y señaló que los trabajos de construcción deben contar con los debidos estudios ambientales.

Monsreal Toraya comentó que a nivel nacional la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) está implementando un manual de calles que incluye la infraestructura verde y presentan  diversas alternativas para el tratamiento de aguas procedente de las lluvias, aunque esto es tema diferente para cada región.

La respuesta no es tan solo colocar más pozos, ya que la tecnología que se requiere en esa zona debe ser más especifica para evitar que se inunden las propiedades y las vialidades no se rebocen ante una lluvia.

Es importante resolver con los expertos en Hidrología e Ingeniería para desarrollar un plan de infraestructura adecuado para cada zona.

En el caso del centro de la ciudad explicó ante una lluvia se llena todo de agua, lo que hace difícil la movilidad peatonal y ahí se trata de un tema de mantenimiento y de diseño de infraestructura de drenaje pluvial.