Yucatán

hay que cuidar la salud mental, dice especialista.

las personas pueden padecer de un trastorno mental cuando detectan cambios en el pensamiento, los sentimientos o el comportamiento, esto suele  causar angustia o alteración en la capacidad de funcionamiento de una persona, explicó la Dra. Flor Maria Villegas Ramirez,  psicóloga de la Clínica de Medicina Familiar Mérida del ISSSTE en el marco del Día Mundial de la Salud Mental.

Dijo que un trastorno de salud mental puede afectar la capacidad para mantener relaciones personales o familiares lo que dificulta funcionar en entornos sociales. Un problema de salud mental  puede ser un impedimento para desempeñarse en el trabajo o en la escuela y aprender a un nivel acorde a la edad e inteligencia.

Dijo que no existe una medida estándar en todas las culturas para determinar si un comportamiento es normal ni cuándo se vuelve perturbador. Lo que puede ser normal en una sociedad puede ser motivo de preocupación en otra. Existen  varias afecciones de salud mental, entre ellas, la ansiedad, la depresión, los trastornos alimenticios, el trastorno de estrés postraumático y la esquizofrenia.

Acudir a un especialista es lo mejor para determinar un diagnóstico basado en la naturaleza, la duración y el impacto de los signos y síntomas es muy importante conocer los antecedentes clínicos de la enfermedad física o trastornos de salud mental en cada persona o en su familia, realizar un examen físico completo para identificar o descartar una afección que pueda estar causando los síntomas así como realizar preguntas sobre sus preocupaciones actuales o por qué está buscando ayuda.

“La salud mental  en ocasiones responde al consumo  en el pasado y presente de alcohol, drogas, traumas, abuso, crisis familiares u otros eventos importantes de la vida”. “Cada afección de salud mental tiene sus propios signos y síntomas”. Pero, en general, puede ser necesaria la ayuda profesional si se presentan cambios en la alimentación y en los horarios de sueño, incapacidad para afrontar los problemas o las actividades de la vida diaria, sensación de desconexión o retiro de las actividades normales, pensamientos inusuales o “mágicos”, ansiedad excesiva, tristeza, depresión o apatía prolongadas, pensamientos o declaraciones sobre suicidio o daño a otros, abuso de sustancias, cambios extremos de humor, ira excesiva, hostilidad o comportamiento violento.

Destacó que muchas personas que tienen trastornos de salud mental consideran que sus signos y síntomas son parte normal de la vida o evitan el tratamiento por vergüenza o miedo. Con el apoyo apropiado, puedes identificar afecciones de salud mental y recibir tratamiento apropiado, como medicamentos o asesoría.