Internacional Radio

Resuelven el misterio de la muerte de cientos de elefantes en Botsuana

Entre mayo y junio de este año, un total de 330 elefantes murieron por ingerir cianobacterias en Botsuana donde vive un tercio de la población de estos paquidermos.

Autoridades de vida silvestre locales informaron que toxinas producidas por algas microscópicas en el agua fueron la causa de la muerte de cientos de ejemplares.

Las cianobacterias son bacterias tóxicas que pueden aparecer de forma natural en el agua estancada y, a veces, crecer en gran medida convirtiéndose en lo que comúnmente se llaman algas verdiazules.

Los científicos advierten que el cambio climático puede hacer que estos acontecimientos, conocidos como floraciones tóxicas, sean más probables, porque se favorecen del agua caliente.

Los hallazgos se producen tras meses de pruebas en laboratorios especializados en Sudáfrica, Canadá, Zimbabue y Estados Unidos.

Muchos de los elefantes muertos se encontraron cerca de charcas de agua, pero hasta ahora las autoridades habían dudado que las bacterias fueran las culpables porque estas aparecen en los bordes de los estanques y los elefantes tienden a beber de la parte media.

“Nuestras últimas pruebas han detectado que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes. Estas son bacterias que se encuentran en el agua”, dijo este lunes el veterinario principal del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales, Mmadi Reuben, en una conferencia de prensa.

Las muertes “cesaron a fines de junio de 2020, coincidiendo con el secado de los estanques (de agua)”, según lo cita la agencia AFP.

Los informes de junio señalaron que no les habían removido los colmillos, lo que significaba que la caza furtiva no era una explicación probable.También se ha descartado el envenenamiento por ántrax, según el alto funcionario del departamento de vida silvestre, Cyril Taolo.

Pero aún quedan dudas sobre las muertes, “Todavía tenemos muchas preguntas por responder, como por qué solo los elefantes y por qué solo esa área. Tenemos una serie de hipótesis que estamos investigando”, aseguró.

Los cientos de cadáveres fueron detectados con la ayuda de reconocimientos aéreos a principios de este año.

Niall McCann, de la organización benéfica National Park Rescue, con sede en Reino Unido, le dijo anteriormente a la BBC que los conservacionistas locales alertaron al gobierno por primera vez a principios de mayo.

Detectaron 169 (cuerpos de elefantes muertos) en un vuelo de tres horas”, enumeró. “Poder ver y contar tantos en un vuelo de tres horas fue extraordinario y triste”, calificó.