Interior del Estado Internacional Nacional

IMPERANTE ESTABLECER LA CULTURA DEL TESTAMENTO

El testamento garantiza que los derechos sobre la propiedad se puedan trasmitir de forma ordenada y pacífica a quien se decida.

Septiembre, mes del testamento, instrumento legal que es  otorgado ante notario público en el que se manifiesta la voluntad sobre el destino que tendrán nuestros bienes y derechos cuando morimos.

Notarias públicas del País bajan hasta en un 50% sus honorarios para facilitar y fomentar el otorgamiento de testamentos.

Aún estamos lejos de tener la cultura de heredar nuestros bienes a quienes consideremos que deben poseerlos después de que ya no estemos; pocas personas ponen en regla sus documentos antes de partir.  Durante el mes de septiembre se hace un exhorto para regularizar este trámite que proporciona certeza a todos sobre el destino del patrimonio, señalo la Lic. Maria Luisa del Rio Vent, Jefa de la Unidad Jurídica del ISSSTE en Yucatán.

La funcionaria explico que un testamento es un instrumento legal que es otorgado ante un Notario Público, en el que se manifiesta la voluntad sobre el destino que tendrán nuestros bienes y derechos para después de nuestra muerte; es la herramienta ideal para garantizar la seguridad jurídica de nuestros seres queridos.

Dijo que Septiembre es el mes del testamento y que la iniciativa del Gobierno Federal y Estatal es otorgar la elaboración del documento a bajo costo en coordinación con diversos notarios, por lo que invito a la población abierta hacer uso de esta valiosa herramienta.

Informo que a esta campaña se suma el ISSSTE en materia de difusión en el ámbito nacional, proporcionando información acerca de la importancia de realizar un testamento como parte de nuestra cultura de vida. El objetivo es promover en favor de todos la realización del testamento y contribuir a una cultura de previsión, de certeza y seguridad jurídica en el derecho a heredar los bienes materiales.

El uso del testamento fomenta la importancia de actuar responsablemente con nuestros seres queridos y no heredar problemas”.

La funcionaria destaco que al fallecer el testador, los bienes pasaran fácilmente y de forma inmediata a las personas que  se elija y en la proporción que se disponga.

Reitero que haciendo un testamento se evitan gastos elevados, pérdida de tiempo, malos entendidos y en ocasiones conflictos entre aquellas personas que se consideren tener derecho a recibir los bienes. Sin testamento  la familia   tendrá que tramitar  un juicio sucesorio ante el juzgado de lo familiar para determinar el reconocimiento de herederos,  que en ocasiones no coinciden con la voluntad de la persona que falleció y no formulo testamento alguno.

La Jefa de la Unidad Jurídica del ISSSTE recomiendo a los  derechohabientes de la Institución de seguridad social realizar este trámite, ya que esta es la herramienta ideal para garantizar la seguridad jurídica de nuestros seres queridos.