Hunucmá Hunucmá Interior del Estado Internacional Nacional

EL CONTINENTE AFRICANO ES DECLARADO LIBRE DE POLIOVIRUS SALVAJE POR LA OMS

El 25 de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció oficialmente que la transmisión del poliovirus salvaje ha cesado en todos los 47 países de su Región de África. Este es un paso histórico y esencial hacia la erradicación mundial de la polio, la cual es la principal prioridad de Rotary.
Tras décadas de batallas arduamente ganadas en la región, Rotary y sus aliados en la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio (GPEI, por sus siglas en inglés), la OMS, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, el UNICEF, la Fundación Bill y Melinda Gates y la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI, por sus siglas en inglés), proclaman este hito histórico como un logro en el campo de la salud pública y como prueba de que, con decidido compromiso, coordinación y perseverancia, se puede poner fin a la polio del mundo.
La certificación de la Región de África como libre del poliovirus salvaje se anuncia luego de que la Comisión Independiente de Certificación Regional de África (ARCC, por sus siglas en inglés), realizara verificaciones exhaustivas sobre el terreno que confirmaron la ausencia de nuevos casos y analizara la documentación de las labores de vigilancia epidemiológica, inmunización y capacidad de laboratorio remitidas por Camerún, la República Centroafricana, Nigeria y Sudán del Sur. La Comisión ya había aceptado la documentación de los otros 43 países de la región.
Los últimos casos causados por el poliovirus salvaje en la Región de África se registraron en agosto de 2016 en Borno (Nigeria), luego de dos años sin haberse registrado ningún caso de polio. Los conflictos y dificultades para llegar a las poblaciones en tránsito, había obstaculizado los esfuerzos por inmunizar a los niños de ese lugar.

Ahora que la Región de África está libre del poliovirus salvaje, cinco de las seis regiones de la OMS que representan más del 90 % de la población del mundo, están libres de esta enfermedad. Sin embargo, el virus continúa circulando en Afganistán y Pakistán, países pertenecientes a la Región del Mediterráneo Oriental de la OMS.
La certificación de la Región de África como libre del poliovirus salvaje se celebró durante un evento transmitido en vivo. Entre los oradores se encontraron el presidente de Nigeria Muhammadu Buhari, Bill Gates, el presidente de Rotary International Holger Knaack, el presidente del Comité Nacional PolioPlus de Nigeria Dr. Tunji Funsho, y representantes de otros aliados en la GPEI. A la celebración la siguió una conferencia de prensa.
En el evento, Knaack habló sobre la necesidad de que las personas oigan buenas noticias durante la actual pandemia de COVID-19. “Los retos futuros son enormes”, señaló Knaack. “Por eso debemos reconocer este gran logro y elogiar a todas las personas que desempeñaron un papel importante en el logro de este hito histórico ya que see necesitó un esfuerzo tremendo durante muchos años”.
Un logro décadas en ciernes
La inexistencia de casos de poliovirus salvaje en áfrica contrasta claramente con la situación existente en 1996, cuando 75 000 niños quedaban paralizados por la enfermedad. Ese año, en una reunión de la Organización de la Unión Africana celebrada en Camerún, los jefes de Estado africanos se comprometieron a erradicar la polio del continente.
Para reforzar esta labor, también en 1996, Rotary, sus aliados en la GPEI y el presidente sudafricano Nelson Mandela lanzaron la campaña “Kick Polio Out of Africa” (Eliminemos la polio de África). Mediante partidos de fútbol y el respaldo de celebridades, la campaña concientizó sobre la polio y ayudó a más de 30 países africanos a celebrar sus primeras Jornadas de Nacionales de Vacunación. La llamada a la acción del presidente Mandela ayudó a la movilización de líderes en todo el continente para incrementar los esfuerzos y así llegar a todos los niños con la vacuna contra la polio.
Desde 1996, un sinnúmero de socios de Rotary de todo África y de alrededor del mundo han recaudado fondos, inmunizado a niños y fomentado la vacunación, lo que ha permitido a la GPEI dar respuesta y frenar los brotes de polio. Se han administrado más de 9000 millones de dosis de la vacuna oral contra la polio en toda la región, evitando cerca de 1,8 millones de casos de parálisis. Cada año, alrededor de 2 millones de voluntarios ayudan a inmunizar varias veces a 220 millones de niños contra la polio en la Región de África.
Los socios de Rotary han contribuido cerca de USD 890 millones a las labores para la erradicación de la polio en la Región de África. Los fondos han permitido a Rotary conceder subvenciones PolioPlus para financiar labores de vigilancia epidemiológica, transporte, campañas de concientización y Jornadas Nacionales de Vacunación.

El Dr. Tunji Funsho, presidente del Comité Nacional PolioPlus de Nigeria, destacó la inmensa contribución de los rotarios para lograr la erradicación de la polio en África: “Desde la captación de fondos y la inmunización de niños, hasta brindar el Plus de PolioPlus, como jabón y botiquines médicos, los socios de Rotary han demostrado resiliencia y una inquebrantable dedicación a nuestra prioridad máxima de poner fin a la polio”.
Los socios de Rotary han ayudado a construir una amplia infraestructura para combatir la polio, la cual se ha utilizado para dar respuesta a la COVID-19 y, en 2014, a la crisis planteada por el virus del Ébola, así como también para proteger a las comunidades contra la fiebre amarilla y la gripe aviar.
Los retos que nos aguardan
El actual desafío de la GPEI es erradicar el poliovirus salvaje en los dos países donde jamás se ha detenido la circulación del virus: Afganistán y Pakistán. Asimismo, debe fortalecer la inmunización rutinaria en África para que el poliovirus salvaje no vuelva y así proteger a los niños contra el poliovirus derivado de la vacuna, el cual, aunque poco frecuente, continúa afectando a personas en partes de la Región de África.
Para erradicar por completo la polio, deberán llevarse a cabo múltiples campañas de inmunización de alta calidad. Incluso durante la pandemia causada por la COVID-19, debemos continuar vacunando a los niños contra la polio, sin dejar de proteger a los trabajadores de la salud contra la COVID-19 y garantizando que no contribuyan a la transmisión del coronavirus.
Funcionarios y expertos en el campo de la salud mundial señalan que es esencial mantener las actividades de captación de fondos e incidencia política, no solo para proteger el logro alcanzado en África, sino que para alcanzar nuestra meta final de un mundo libre de polio. Los socios de Rotary aún tienen un papel muy importante que desempeñar para mantener a la Región de África como libre del poliovirus salvaje y eliminarlo de los dos países que continúan siendo endémicos.
Como indicó Knaack, “Este es un gran paso en nuestra travesía para lograr un mundo libre de polio; sin embargo la batalla aún no ha terminado. Necesitamos el apoyo de los socios de Rotary, donantes y el esfuerzo heroico de los trabajadores de la salud para alcanzar nuestra meta”.