Nacional Yucatán

Por brindar anticuerpos contra el SARS-CoV-2, se aconseja continuar la lactancia materna durante la emergencia sanitaria.

En el contexto de la actual emergencia sanitaria, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aconseja a las mujeres embarazadas y en período de lactancia no limitar la lactancia materna, ya que su bebé recibe por esta vía anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2 y múltiples beneficios para su salud presente y futura.

El titular de la División de Atención Prenatal y Planificación Familiar en la Coordinación de Atención Integral a la Salud en el Primer Nivel, doctor David Salvador Medina Camarena, dijo que las ventajas de la lactancia materna superan considerablemente los riesgos actualmente conocidos del COVID-19 en los lactantes.

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se conmemora del 1 al 7 de agosto, dijo que no obstante que la mamá sea sospechosa o un caso confirmado de la enfermedad, la Organización Mundial de la Salud ha recomendado que las mamás sigan amamantando a sus bebés.

“Esto sobre todo por la calidad de la leche al ser la única que tiene las anticuerpos y nutrientes que la persona recién nacida y el lactante requieren para su alimentación, crecimiento y desarrollo”, enfatizó.

Agregó que la lactancia materna es un derecho de los bebés y aquellas mamás con sospecha o confirmación de COVID-19, deben amamantar a su bebe bajo estrictas medidas de prevención, tales como:• Lavado de manos frecuente con agua y jabón con la técnica correcta antes de tocar al bebé o antes de extraer la leche materna de forma manual.• Usar ropa limpia exclusiva mientras amamanta, lavándola frecuentemente. • Usar cubrebocas (cubriendo completamente nariz y boca).• Al toser o estornudar hacerlo con la regla de etiqueta (cubrir la boca y nariz con la cara interna del codo, aun haciendo uso del cubrebocas, mismo que deberá cambiar lavándose las manos nuevamente).• Evitar tocarse ojos, nariz y boca. • En caso de que la mujer lo requiera, debe considerarse la ayuda de alguien que esté sano para apoyarla con las medidas de prevención.• No saludar de beso, mano o abrazo.• Consumir solo alimentos bien cocidos, agua simple potable o embotellada.• Limpieza y desinfección del entorno, primero con agua y jabón y posteriormente usar hipoclorito de sodio. • Seguir las recomendaciones médicas establecidas. • No recibir visitas.• Realizar monitoreo de la práctica de lactancia materna vía telefónica con grupos de apoyo.

Adicional a esto, dijo, la mamá y su bebé deberán permanecer en aislamiento domiciliario por lo menos 14 días hasta nueva valoración médica y contar con el apoyo de una persona sana que le asista en la preparación de sus alimentos y en las diversas tareas para que no abandone el lugar donde está aislada.

El doctor Medina Camarena destacó que entre los beneficios de la lactancia materna para los recién nacidos está la transmisión de defensas contra la gripe, diarrea, asma, leucemia, diabetes y obesidad, además de disminuir el riesgo de sobrepeso y obesidad en la infancia y etapas posteriores.

Dijo que en la actual pandemia por la infección de SARS-CoV-2 se ha observado que las personas con enfermedades metabólicas crónicas tienen más probabilidades de desarrollar complicaciones, lo que aumenta la gravedad de la enfermedad y un peor resultado sin importar la edad y sexo. 

Añadió que de manera confiada las mamás pueden acudir a los hospitales de ginecobstetricia del IMSS para la atención de su parto y alguna consulta que requiera, al no ser hospitales reconvertidos aCOVID, así como llevar a su recién nacido entre el tercer y quinto día del nacimiento para la toma del tamiz neonatal y dar seguimiento a su estado de salud.