Merida

El alcalde Renán Barrera, de la mano de la sociedad, inicia acciones para modificar el Plan Municipal de Desarrollo 2018-2021

Mérida, 17 de julio de 2020. El alcalde Renán Barrera Concha encabezó esta mañana la segunda sesión ordinaria del Consejo de Planeación del Municipio de Mérida (COPLADEM), que en un hecho inédito para el Ayuntamiento, propiciado por la pandemia del Covid-19, se centró en la modificación del Plan Municipal de Desarrollo 2018-2021.

Con la aprobación del Cabildo, el plan ahora se tendrá que reorientar, jerarquizando acciones, modificando presupuestos y alineando los objetivos originales de la administración, a fin de atender las necesidades prioritarias de las y los meridanos, principalmente en los rubros de la salud y economía.

En la sesión de hoy, que se desarrolló de manera virtual, el Munícipe enfatizó que hoy la prioridad es que se realice un rediseño de las políticas públicas, donde se pueda redirigir y enfocar la energía del Ayuntamiento en tres vertientes: garantizar los servicios municipales, contribuir en el tema sanitario colectivo y la reactivación económica.

Asimismo, convocó a los integrantes de dicho Consejo para trabajar en consenso en la búsqueda de fortalecer, adecuar y priorizar las políticas públicas de resiliencia que den como resultado la recuperación de las capacidades económicas, y de servicios de la ciudad en beneficio de los meridanos.

—Hoy estamos ante un panorama inusual, nadie estaba preparado para enfrentar un problema de esta magnitud, que nos está dejando en severos aprietos económicos —dijo—; por tal motivo les agradezco su participación para sumarse a la modificación de nuestro Plan Municipal de Desarrollo, donde escucharemos todas sus propuestas que nos ayudarán a salir adelante.

El Plan Municipal de Desarrollo 2018-2021 está basado en seis ejes rectores: Mérida con futuro Próspero, Mérida Sustentable, Mérida Incluyente, Mérida Segura, Mérida Funcional y Mérida Innovadora. Asimismo, cuenta con 373 líneas de acción, 32 sub ejes, 32 objetivos y 69 estrategias.

Como parte del mecanismo de modificación, Barrera Concha explicó que se sigue el mismo proceso que dio origen al plan vigente, es decir, autorización inicial del Cabildo, convocatoria pública, participación ciudadana, integración de la propuesta, validación del COPLADEM y finalmente aprobación del Cabildo.

Todo este proceso debe concluir antes del 31 de agosto de 2020, ya que no es posible hacer modificaciones al Plan en el último año de gobierno del Ayuntamiento.

En su intervención, el titular de la Secretaría Técnica de Planeación y Evaluación (SEPLAN), Rafael Hernández Kotasek, reconoció la iniciativa y disposición del alcalde Renán Barrera para realizar esta modificación, de mano de las y los ciudadanos, lo que sin duda alguna abonará al desarrollo del Municipio en medio de esta pandemia.

El director del Centro de Integración Juvenil, Víctor Roa Muñoz, reconoció el trabajo oportuno que el Ayuntamiento está desempeñando durante la pandemia, destacando que a escasos cuatro meses de la contingencia se esté presentando estos lineamientos del Plan Municipal de Desarrollo para prever las nuevas modalidades a las que se enfrentará la capital yucateca y sus ciudadanos.

La presidenta de la asociación Donando Sangre, Compartiendo Vida, Marcia Lara Ruiz de Moreno, manifestó que espera que los regidores de la Comuna avalen estas modificaciones que el Ayuntamiento hará de la mano de las y los ciudadanos y que son para el bienestar de toda la población.

Por su parte, el presidente de la Federación de Colegios de Profesionales de Yucatán (FEDECOL), Jorge Arcila Arjona, hizo un llamado para que la sociedad colabore en las acciones que atinadamente ha emprendido el Ayuntamiento desde el inicio de la contingencia sanitaria.

La representante del Frente Cívico Familiar, Patricia MacCarty Caballero, celebró la realización de este ejercicio para la modificación del Plan Municipal de Desarrollo, ya que es importante recoger la opinión de la población, al mismo tiempo que se fomenta la participación ciudadana.

De igual manera, la directora de Vinculación, Capacitación y Difusión, Hissarlik González Cetz, señaló que es un trabajo muy propositivo del Ayuntamiento por lo que reiteró que los Derechos Humanos deben estar presentes en todo el camino.

El secretario de Participación Ciudadana, Julio Sauma Castillo, explicó que desde el Ayuntamiento se ha trabajado en los últimos meses de manera intensiva en dos vertientes: el apoyo alimentario y la creación de la plataforma “Mérida nos une”.

—Desde el inicio de la pandemia nos coordinamos con el Gobierno del Estado para llevar paquetes alimentarios a los grupos más vulnerables, tarea que se ha hecho desde hace 2 meses, una vez cada 15 días y, por otra parte, de la mano de la sociedad, creamos la estrategia “Mérida nos une”, en la cual nosotros somos el puente entre las organizaciones civiles y ciudadanos que desean ayudar con la población que necesita apoyo —indicó.

En la revisión preliminar, se explicó el estado de las 373 líneas de acción: el 84% no presentan modificación, 9% son eliminadas y 7% se modifican.

Durante la sesión, se informó que la afectación al no contar con el empréstito de 400 millones de pesos se verá en la suspensión de eventos y actividades culturales, artísticas y deportivas, así como ferias, exposiciones y promoción turística de Mérida, además de la reducción del gasto operativo en obras y servicios públicos, gasto administrativo, operatividad de centros culturales, inversión en paneles solares, fondos municipales para las artes, entre otros.–