Nacional Ultimas Noticias

BRINDA IMSS RECOMENDACIONES PARA PREVENIR EDEMAS

Uno de los efectos de la emergencia sanitaria por COVID-19 al quedarse en casa y modificar la movilidad, podría ser la aparición de edemas, hinchazón causada por la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo, por lo que la Oficina de Representación Yucatán del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda mantener hábitos alimenticios saludables y realizar actividad física en el hogar.

Aunque existen varios factores que podrían favorecer la retención de líquidos; permanecer sentados por demasiado tiempo, puede causar edema en las piernas y tobillos, especialmente en climas cálidos como el que predomina en el estado, explicó Flor Rodríguez Melo, coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del IMSS en Yucatán.

“Si por la actividad laboral deben permanecer mucho tiempo sentados, tomar descansos unos minutos cada hora, para levantarse y estirarse; caminar o tomar clases por internet de actividad moderada; si desean salir a caminar o correr, tomar precauciones de sana distancia”, apuntó la especialista. 

Mencionó que los edemas aparecen principalmente en los pies, tobillos y piernas, pero pueden afectar todo el cuerpo.

Ingerir alimentos con alto contenido en sodio (sal), hidratación insuficiente, sedentarismo, problemas cardiovasculares, afectación renal o hepática, alteraciones de la tiroides, cambios hormonales (ovulación y embarazo), así como efecto secundario de algunos medicamentos, son algunas de las causas de la aparición de edemas.

“Es importante que la gente que presenta retención de líquidos no deje de tomar agua natural, ya que  es necesario hidratarse correctamente para mantener un buen equilibrio hídrico. Se recomienda que un adulto tome de 1.5 a dos litros al día”, aclaró la especialista.

Para prevenir la retención de líquidos, evitar los alimentos con alto contenido en sodio, como las conservas, los embutidos, alimentos precocinados y enlatados, además de no agregar mucha sal a los alimentos al prepararlos.

Llevar una alimentación saludable y variada, rica en ingredientes de origen vegetal, sobre todo verduras de hojas verdes, frutas como uva, naranjas, frutos rojos y tubérculos, como las zanahorias y papas, ya que son más ricos en potasio. Este mineral contribuye a la regulación hídrica y favorecerá la diuresis, en caso de retención de líquidos.

La coordinadora de Prevención y Atención a la Salud también recomendó  realizar actividad física para favorecer la circulación sanguínea y minimizar la retención de líquidos. También es aconsejable mantener las piernas elevadas al sentarse o acostarse y usar medias elásticas.

Para finalizar, el IMSS exhorta a evitar automedicarse, ya que consumir productos diuréticos sin supervisión médica puede provocar náuseas, vómitos, cefalea o dolores musculares.