Nacional Ultimas Noticias

El nuevo acuerdo comercial con Canadá y EU es la única luz al final del túnel

Ante la crisis que ha impactado la economía mexicana a raíz de la pandemia de covid-19, la entrada en vigor del T-MEC este miércoles es la única luz al final del túnel, afirmó el negociador del acuerdo y exsecretario de Economía, Ildefonso Guajardo. En una videoconferencia con el Atlantic Council, el exfuncionario federal consideró que cuando se iniciaron las negociaciones del acuerdo jamás se pensó que comenzaría en estas condiciones, por lo que aparece como el único elemento positivo en un contexto en que se prevé la caída de más de 10% del PIB y la pérdida de arriba de 10 millones de empleos. “Definitivamente, como lo veo es la única luz al final del túnel. Porque desafortunadamente nunca pensamos que nos encontraríamos con estos caminos cruzados de comenzar el nuevo acuerdo justo en el peor momento de una crisis.”, sostuvo. Destacó que la actual crisis podría impactar además en llevar a más de 10 millones de personas por debajo de la línea de pobreza lo que costaría al menos una década de desarrollo social. Sobre las cadenas de valor, Guajardo resaltó que el acuerdo impulsará la atracción de inversiones a la región para fomentar la integración de Norteamérica. En cuanto al impacto que puede representar la pandemia de covid-19 en la aplicación del acuerdo, consideró que se tratará de aprender a vivir con la infección a la par de la reapertura de las actividades económicas, mientras que indirectamente el alza de la demanda de contenido regional en el T-MEC se acoplará favorablemente al ajuste que vendrá en las cadenas de valor tras el covid-19. “El más grande reto es lo que nos pasó al inicio de la pandemia que no estaban alineados nuestros ciclos de contagio y EU ya estaba en un proceso de reapertura y en México por las condiciones no era posible establecer un proceso con fechas concretas”, comentó. La próxima semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitará a su homólogo estadounidense, Donald Trump, misma que Guajardo consideró que podrá ser usada por este último como herramienta para su campaña electoral. “Mi experiencia de los últimos 25 años es que México no tiene nada que ganar con involucrarse en política de EU. (…) Esta visita es para asegurar su buena relación no solo con el presidente republicano sino con EU. Veo muchos riesgos en cómo Trump usará la visita para ayudar a su reelección, pero creo que AMLO tiene muy buenos instintos y confío en que podrá manejar esta visita de forma apropiada”, consideró.