Nacional Ultimas Noticias

El IMSS ofrece tratamiento preventivo a segundas fracturas que mejora la calidad ósea y funcional

Médicos adscritos al Servicio de Cadera, Pelvis y Acetábulo de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Traumatología “Dr. Victorio de la Fuente Narváez”, trabajan en un tratamiento preventivo de segundas fracturas para mejorar la calidad ósea y funcional de los pacientes, a fin de disminuir riesgos de nuevas lesiones.

La doctora Grushenka Aguilar Esparza, adscrita a este Servicio señaló que en México de cinco a seis por ciento de los pacientes que sufrieron alguna fractura, vuelven a lesionarse en menos de un año.

Indicó que si las fracturas de cadera no se atienden en las primeras 72 horas, surgen complicaciones como neumonía, llagas, infecciones y alteraciones gastrointestinales que ponen en riesgo la vida del paciente.

Por ello, mencionó que el tratamiento preventivo consiste en darles información, indicaciones de cuidados y ejercicios de rehabilitación, manejo con suplementos de vitaminas y minerales, así como medicamentos que hacen más lenta la pérdida gradual del hueso, -conocidos como antirresortivos-, como son el estrógeno, los bisfosfonatos, los moduladores selectivos del receptor de estrógeno y la calcitonina.

Lo anterior, acompañado de un seguimiento por parte del médico en las unidades de medicina familiar. La idea es que los pacientes se recuperen al 100 por ciento, hagan su vida normal y vuelvan a caminar, precisó.

La doctora Grushenka Aguilar Esparza informó que en esta unidad de tercer nivel de atención se realizan dos mil 400 cirugías al año, de las cuales mil 700 son de cadera, con diferentes técnicas y tratamientos como osteosíntesis, -que es la colocación de una placa con tornillos-, implantes así como prótesis de última generación que permiten preservar la anatomía del paciente.

Dio a conocer que el 80 por ciento de las personas que se atienden en esta UMAE por alguna fractura de cadera a consecuencia de alguna caída debido a la fragilidad y disminución en la densidad de los huesos, en su mayoría son mujeres entre los 70 y 90 años de edad.

Es por eso que el equipo de especialistas está comprometido en el trato y atención hacia los adultos mayores y tiene además como apoyo el Servicio de Geriatría para el manejo integral de este grupo de pacientes, aseguró Aguilar Esparza.

Subrayó la importancia de tener una cultura de cuidado del adulto mayor y prevención para evitar que sufran caídas, además de implementar medidas de seguridad en casa como no usar alfombras y tapetes que ocasionen accidentes y contar con barandales de apoyo en baños y regaderas.