Merida Yucatán

Conductas ilícitas relativas a la intimidad de las personas, tema de plática a jóvenes

Unos 800 alumnos de primero y segundo grado de turno matutino de la Secundaria federal número 4 “José Vasconcelos” de esta ciudad de Mérida, conocieron las consecuencias de conductas que pueden constituir delitos y las consecuencias que conlleva incurrir en ellas.

El magistrado presidente de la sala unitaria para adolescentes del Tribunal Superior de Justicia, Santiago Altamirano Escalante, ofreció una plática en dicho plantel en el que también estuvieron presentes padres de familia y a quienes detalló las conductas que están incluidas en el Código Penal de nuestro estado y que constituyen delitos que pueden llevar a un adolescente a un proceso penal y a una consecuencia.

El magistrado puso énfasis en la crianza de los niños, niñas y adolescentes, pues es la base de la conducta que a su vez lleva a realizar acciones que son relevantes y tienen una consecuencia en nuestras vidas a cualquier edad. “La crianza es el conjunto de acciones, valores y actitudes que nuestros padres nos inculcan desde que nacemos y esta forja mucho de nuestra personalidad y conducta”, expuso el magistrado.

Después de la introducción se abordaron temas como los vicios, ya que en el estado de Yucatán, los índices de los jóvenes que consumen alcohol son muy altos, por tanto es necesario tomar medidas adecuadas para lograr que esta adicción vaya decreciendo, además que el alcoholismo puede traer consigo otro tipo de problemas sociales, emocionales y económicos.

Asimismo,  abordó el tema del desarrollo de la sexualidad y los muy mencionados “noviazgos tóxicos” en torno a los cuales los jóvenes deben cobrar más conciencia pues puede llevarlos a comportamientos que además de afectarlos, pueden de igual manera afectar a otras personas, para este tema, el magistrado escuchó a varios jóvenes que dieron sus opiniones y experiencias respecto a sus relaciones personales.

Por último se tocó el tema del delito porno-venganza que ya que es una problemática que ha crecido en los últimos años y ha afectado y permeado en los adolescentes yucatecos, pues al carecer de una debida comprensión de sus actos deciden realizar estos actos por presión de sus mismos amigos para mandar fotografías propias con desnudos, lo que comúnmente se llama “mandar el pack”.

Cabe mencionar que los adolescentes no tienen la capacidad jurídica de decidir mandar este tipo de fotografías, por lo que los padres pueden ejercer acciones legales para el receptor, además que es común que después de terminar una relación se dé la “porno venganza”.

El magistrado precisó a los estudiantes que desde 2018 en Yucatán este tipo de acto ya está tipificado como delito en nuestro código penal, por lo que los padres de las personas afectadas ya pueden ir por la vía legal ante las autoridades correspondientes para buscar una solución que proteja a la víctima y los jóvenes responsables deben enfrentar las consecuencias penales, las cuales son diferentes a las de los adultos pues en el sistema penal de adolescentes se busca la reeducación de quien comete la acción delictiva.