Yucatán

Ayuntamientos, pieza clave en las acciones por la seguridad alimentaria

La seguridad alimentaria es tarea de todas y todos; por ello, tal como ha instruido el Gobernador Mauricio Vila Dosal, hemos hecho un trabajo en conjunto con los ayuntamientos para acercar nuestros programas a la población que  más lo requiere, aseguró Leticia Mena Maccossay, subdirectora de Desarrollo Comunitario y Alimentación del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán.

Señaló que gracias a esta suma de esfuerzos y la apertura de las y los ediles, en 2019 las acciones en esta materia llegaron a 185 mil habitantes de las comunidades más vulnerables de todo el estado, mejorando su calidad de vida con planes renovados, que incluyen una atención integral en materia de salud.

“Con el impulso de nuestro Gobernador, las acciones de alimentación se encuentran bajo la estrategia Hambre Cero, que tiene el objetivo de ofrecer  una alimentación suficiente, frecuente, variada y de calidad a las personas que viven en situación de vulnerabilidad en la entidad”, comentó la funcionaria.

Indicó que por ello, el año pasado, el Programa de Atención al Menor de cinco Años en Riesgo No Escolarizado (Pamerine) amplió su cobertura a 10 demarcaciones más, por lo que este esquema ya se aplica en 90. Mediante éste se brinda orientación, apoyos y valoraciones periódicas por parte de la o el nutriólogo municipal, a fin de ayudar a niñas y niños a alcanzar un peso saludable y evitar enfermedades como la desnutrición, el sobrepeso y obesidad.

Asimismo, con el respaldo de los cabildos, se reequiparon y remodelaron los Espacios de Alimentación, Encuentro y Desarrollo (EAED). Actualmente, operan 204 sitios de este tipo en 92 municipios, donde se atiende a 15 mil 815 individuos, quienes además de tener acceso a una ración de comida, reciben orientación sobre la importancia de una ingesta adecuada para una mejor salud y las cocineras voluntarias se les capacita sobre el manejo higiénico de los alimentos y el almacenamiento adecuado.

Mena Macossay recordó que,  en esta administración, las entregas de apoyos del rubro también se volvieron una estrategia de atención integral en salud, pues cada una de las 25 mil personas beneficiarias también tiene acceso a revisión de glucosa, peso y talla, además de pláticas sobre una correcta alimentación.

En materia de desayunos escolares fríos y calientes, actualmente se tiene un registro de 34 mil 390 infantes de escuelas de nivel básico. Además, 44 ayuntamientos ya cuentan con la figura de la o el nutriólogo municipal para que coordine, implemente y verifique los programas de alimentación en sus demarcaciones.

Sobre el programa de Comunidad DIFerente, este llega a mil 200 habitantes de 68 localidades de 42 municipios, con acciones que fomentan la producción y el autoconsumo de sus víveres. También, se les ha dado capacitación para hacer frente a urgencias médicas.

La subdirectora informó que, a fin de garantizar que las acciones y programas por la seguridad alimentaria tengan un mayor impacto entre la población y lleguen a más yucatecas y yucatecos, este año se hará una evaluación de dichas labores, con la colaboración de cada comuna.

Bajo el Índice de Desempeño Municipal, se evaluará la aplicación los planes en esta materia para identificar las áreas de oportunidad que hay en cada demarcación y reconocer el trabajo de los ayuntamientos a favor de quienes más lo necesitan.

“Desde el día uno de esta administración, los alcaldes y alcaldesas han demostrado que la seguridad alimentaria es un tema prioritario para sus municipios y ha habido una buena apertura a las nuevas políticas en la materia que impulsa fuertemente nuestro Gobernador”, agregó Mena Macossay.

navigate_before
navigate_next