Merida Yucatán

Los momentos de retos financieros son tiempos de oportunidad y de trabajo en unidad: Gobernador Mauricio Vila Dosal

Los momentos de retos económicos, como los que se presentarán en 2020, representan un tiempo de oportunidades y de trabajo en unidad para impulsar el potencial de Yucatán mediante alternativas que contribuyan al desarrollo del estado, aseveró el Gobernador Mauricio Vila Dosal al sostener un encuentro con  integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de Yucatán (CCEY).

Durante la reunión para presentar el panorama económico del estado en 2020, Vila Dosal afirmó que la única manera de salir adelante ante las dificultades financieras es mediante la unión de esfuerzos entre sociedad, Gobierno e iniciativa privada, todo con el propósito que a los yucatecos les vaya bien.

“Frente a este escenario complicado hay que cerrar filas, hacer consensos, ponernos de acuerdo y tomar decisiones que permitan el progreso del estado”, insistió Vila Dosal en presencia del presidente de la CCEY, Raúl Aguilar Baqueiro.

Asimismo, el Gobernador reiteró que es momento de aprovechar al máximo el potencial que tiene Yucatán en materia de turismo y como destino certero para las inversiones, ya que es una manera de propiciar el impulso de la dinámica económica del estado, a la par de generar más y mejores empleos.

“Esta es una oportunidad para promover a Yucatán a nivel nacional e internacional porque tenemos el mejor estado del país y esto nos ayuda para al mismo tiempo atraer inversiones. Sin duda alguna, el Tianguis Turístico 2020 será una ventana para registrar una alta derrama económica, por lo que les invitó a sumar esfuerzos para realizar el mejor evento de la historia de esta industria”, apuntó Vila Dosal.

En su mensaje, el Gobernador mencionó que, no obstante, los recortes presupuestales que se registraron este año y que se estima continúen el próximo, en Yucatán no se han dejado de atender con responsabilidad temas prioritarios para la población como lo son salud, educación y seguridad.

A manera de ejemplo, Vila Dosal destacó que la reducción de recursos no ha sido impedimento para invertir en lo que va de su administración más de 1,500 millones de pesos en obra pública, contrario a los 300 millones de pesos invertidos al final de la administración anterior.

En su intervención, Aguilar Baqueiro expresó, a nombre del sector empresarial, que están en la disposición de actuar de manera responsable y hacer lo posible para contribuir a la dinámica económica del estado, todo con el objetivo de que los impactos económicos afecten lo menos posible y a Yucatán le vaya cada vez mejor.

“En particular, el sector de la construcción tiene el peso necesario para jalar a los demás sectores y más en este momento en el que estamos, en un entorno económico difícil que pone a prueba al Gobierno del Estado y a la iniciativa privada”, apuntó el también presidente local de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Como se ha venido realizando durante la semana que concluyó, en la reunión se informó que se estima que dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para el 2020 se registre una reducción para Yucatán de más de 781 millones de pesos (mdp), que se sumarán a los 3,860 mdp que se recortaron en 2019, sumando así más de 4,641 mdp menos para el estado.

Al respecto, la titular de la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF), Olga Rosas Moya, recordó que por instrucciones del Gobernador se trabaja en la creación de medidas que significará un ahorro económico en el presupuesto estatal y que resultará al mismo tiempo, en mayores ingresos.

De igual manera, la funcionaria indicó que recientemente se informó sobre una restructuración administrativa mediante la fusión de 7 entidades, lo que representará un ahorro de 100 millones de pesos anuales, es decir, que al final de la gestión de Vila Dosal se estarían ahorrando 500 millones de pesos. Estos cambios se sumarán a otras 8 dependencias que se fusionaron como parte de la reorganización que se realizó al inicio de la actual administración estatal.

Tras un profundo análisis, se identificó a 7 entidades que, por sus afinidades, funciones y actividades, son susceptibles de fusionarse y continuar cumpliendo con su objeto dentro de la administración pública estatal, como son el Instituto de Becas y Crédito Educativo  del Estado (Ibecey), la Junta de Asistencia Privada de Yucatán (Japey), la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública del estado (Apbpy), la Casa de las Artesanías (Caey), el Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay), el Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey), el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado (Icatey), entre otras.

El Ibecey continuará con su labor de otorgar becas, créditos o apoyos a las personas con necesidades económicas para iniciar, continuar o concluir con su formación académica, a través de la Coordinación General de Becas que formará parte de la Secretaría de Educación del estado (SEGEY), y la Japey pasará a formar parte de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en donde se integrará a la Subsecretaría del Bienestar Social, como un área dentro de la Dirección de Promoción y Participación Social.

Igualmente, la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública del Estado continuará con su labor de asistencia, pero ahora desde la Secretaría de Salud (SSY). Sus áreas jurídica y operativa se integrarán a la Dirección de Planeación y Desarrollo de la SSY.

El fomento a la producción y comercialización de las artesanías yucatecas se fortalecerá al integrarse la Casa de las Artesanías al Instituto Yucateco de Emprendedores (IYEM), mediante la creación de la Dirección de Desarrollo Artesanal y la fusión de las áreas transversales de ambas entidades, permitiendo liberar recursos para ampliar las oportunidades de los yucatecos artesanos y emprendedores.

Como parte de esta reestructuración, los Institutos de Infraestructura Carretera (Incay) y para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey) quedarán incorporados al Instituto para la Construcción y Conservación de la Obra Pública (Inccopy) para transformarse en las Direcciones de Vías Terrestres, de Construcción y de Servicios Generales.

Por último, el Icatey pasará a formar parte de la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet). En este caso en particular y por la relevancia que tiene esta entidad como enlace con la Federación en la materia, la plantilla docente, y mínima necesaria, continuará realizando sus funciones sustantivas desde el propio Instituto.

Hay que recordar que entre las fusiones hechas con anterioridad se encuentra la incorporación del Instituto de Historia y Museos de Yucatán a la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta); la Secretaría de la Juventud pasó a formar parte de la Sedesol y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social se integró a la actual Sefoet.

El Archivo Notarial se desincorporó del Instituto de Seguridad Jurídica Patrimonial del estado (Insejupy), agregándose a la estructura de la Consejería Jurídica; y desapareció la Junta de Electrificación del estado, que en su momento se integró al Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey).

El Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (Imdut) adquirió a la Dirección de Transporte de la Secretaría General de Gobierno (SGG) y a la Dirección de Desarrollo Urbano de la de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS). Por último, el Instituto para la Igualdad entre Hombres y Mujeres (IPIEMH) dejó de existir y en su lugar se creó la Secretaría de las Mujeres (Semujeres).

En el evento también estuvieron presentes los presidentes locales de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra),  Alberto Abraham Xacur; de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), José Antonio Loret de Mola Gómory; de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de Mérida, Michel Salum Francis; el secretario de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet), Ernesto Herrera Novelo, y el Subsecretario de Administración y Recursos de la SAF, Rubén Arjona Ortiz.