Yucatán

La igualdad y la dignidad humana deben de ser el centro de todas las decisiones: Milagros Romero.

“El llamado que hicieron los laureados durante la Cumbre de la Paz para que se respeten los derechos por igual, debe ser escuchado por el Congreso del Estado”, manifestó la diputada Milagros Romero Bastarrachea durante su participación en la tribuna del recinto legislativo.
La legisladora local indicó que hay demasiada cerrazón en cuanto a este tema, pero ahora los ojos del mundo están en Yucatán, que ya es catalogado como un estado discriminatorio.
“No debemos ser soberbios ni pensar en nuestras propias ideologías, pues hay un mandato que nos obliga a hacerlo, el fin último del estado tiene que ser la persona, no las mayorías, no los partidos, no la patria, no el himno” dijo.
En ese sentido, Romero Bastarrachea destacó que el estado mexicano le ha fallado a sus servidores públicos y representantes, ya que la falta de capacitación constante y sensibilización en derechos humanos ha hecho que se tomen decisiones bajo el tamiz de las ideas propias.
“Es vergonzoso que defensores de los derechos humanos, que son reconocidos a nivel mundial, vengan a decirnos que somos una entidad que discrimina y vulnera la dignidad humana” expresó.
La diputada ciudadana indicó que esta cumbre no puede trivializarse porque algunos expositores sean artistas, ya que son ciudadanos que trabajan desde la ONU por la paz y la igualdad, que desde sus trincheras cambiaron a su país y están haciendo un mundo mejor.
“Seamos humildes antes las voces de grandiosos seres humanos, sacarlos del Congreso del Estado, es como cerrar la puerta a la sabiduría y dejar que gane la ignorancia” finalizó.