Nacional Yucatán

DIF Yucatán impulsará mejor atención educativa, con “aeioTU”.

Como parte de las estrategias para garantizar el pleno desarrollo de la infancia, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán impulsará el modelo educativo colombiano “aeioTU”, a fin de que niñas y niños desarrollen su potencial a través del juego, el arte, y un trato cálido y humano.

La directora de esta dependencia, María Cristina Castillo Espinosa, destacó que todas las acciones que beneficien a la niñez yucateca siempre son bienvenidas, sobre todo si le permiten lograr una vida plena, sin limitaciones, y garantizar uno de sus derechos más importantes: la educación.

Para el Gobernador Mauricio Vila Dosal, la seguridad, el bienestar y el desarrollo de ese sector son una prioridad, señaló, por lo que el DIF seguirá realizando las alianzas necesarias para impulsar acciones y programas que lo beneficien.

El modelo “aeioTU”, que actualmente opera en más de 14 ciudades y municipios de Colombia, basado en la filosofía educativa Reggio Emilia, contempla como parte importante del aprendizaje los ambientes y espacios que despierten la curiosidad infantil, así como la preparación continúa de las y los educadores, para coadyuvar en el desarrollo de las capacidades y el máximo potencial del alumnado.

La aplicación del plan piloto se llevará a cabo también en Morelos y Chiapas, según se informó en el marco de la Semana de Actividades del Laboratorio México-Colombia “aeioTU”, que organizó el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia. En un primer momento, se implementará en un Centro de Desarrollo Infantil de Mérida.

La capacitación, la adecuación de espacios de trabajo y los cambios que implica este nuevo sistema, se llevarán cabo como parte de un plan a realizarse en los próximos cinco años. “Estas acciones nos dan la oportunidad de intercambiar experiencias y aplicar modelos de éxito, a favor de nuestras niñas y niños yucatecos, y también, nos dan la posibilidad de ofrecerles un mejor futuro”, añadió Castillo Espinosa.

Este modelo se ha podido implementar con el impulso del Banco Interamericano para el Desarrollo (BID), a través de su Fondo de Innovación para el Desarrollo Infantil Temprano, y de la Fundación Lego, que ha destinado recursos para llevar a cabo el Laboratorio México-Colombia y otras acciones conjuntas.