Nacional

Debe garantizar el Gobierno la seguridad de los mexicanos, con un trato humanitario a migrantes: Concanaco

México debe garantizar la seguridad de sus ciudadanos sin poner en riesgo el trato humanitario a los migrantes centroamericanos que cruzan la frontera sur para tratar de llegar a Estados Unidos, pues se tiene que cuidar y atender ese delicado equilibrio para garantizar el desarrollo social y económico de nuestro país.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos, puntualizó que el tema de la seguridad es una prioridad que se tiene que atender por el Gobierno Federal, para que no se vulneren más las garantías físicas y patrimoniales de los mexicanos.

De igual forma, señaló, la migración impacta en el tema económico por ser un factor importante que no se debe descuidar, ya que incide en el desarrollo del país, porque con la firma del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), muchas plantas industriales tienen planes para invertir en nuestro territorio, pero requieren de condiciones adecuadas de seguridad.

En conferencia de prensa, antes de participar en la toma de protesta del Consejo Directivo 2019-2020 de la Canaco de Oaxaca, presidido por Ernesto Gutiérrez, indicó que México no debe perder de vista el espíritu humanitario y el respeto a los derechos humanos de los migrantes, pues no se les puede dar el trato del que nos quejamos se da a los mexicanos cuando intentan cruzar la frontera norte.

“Hay que entender la posición que juega el país en este desequilibrio de flujos para atender las prioridades que deben ser el desarrollo social y económico de los mexicanos”, asentó.

El líder empresarial consideró que para contener la migración y cumplir con los acuerdos internacionales, México debe actuar conforme al estado de derecho, con todo el alcance que eso implica, porque corresponde al Poder Ejecutivo la ejecución de las políticas públicas que se presentan y en base al orden constitucional se deberá seguir lo que marque el Plan Nacional de Desarrollo, ateniéndose a sus esferas de responsabilidad y competencia.

Planteó la necesidad de resolver esta problemática que se tiene en las fronteras, tanto la sur como la norte, pues el país no cuenta con los recursos suficientes necesarios para atender en materia de salud, vivienda y empleo a nuestros hermanos centroamericanos, por ello, la imposibilidad de que el territorio nacional sea un corredor de paso para llegar a suelo estadounidense.

“En ese delicado equilibrio no se puede descuidar el desarrollo económico y social del país, sin afectar los derechos humanos, por ese tránsito que se ha dado a través de nuestro territorio, porque el objetivo no es México, ya que no están llegando a buscar trabajo a esta nación”, apuntó.

El líder empresarial señaló que el impacto económico de la migración no se ha podido dimensionar, porque cuando empezó a percibirse de manera más notable, se inició el freno en función de las sanciones arancelarias que impuso Estado Unidos, y se actuó de manera urgente, aunque ahora lo importante es resolver los problemas de fondo que son de orden social, ligados al flujo migratorio.

Subrayó que para México la única solución es aplicar el Estado de Derecho, porque el cruce de la frontera sur debe ser ordenado, con legalidad y con trazabilidad y, en función de ello, atender a quienes ingresaron al territorio cumpliendo con la ley. Ese debe de ser el faro que nos guie en el comportamiento internacional, comentó.

López Campos indicó que para que la economía de México crezca 4 por ciento anual, se requieren por lo menos inversiones en una proporción del 25 por ciento del Producto Interno Bruto, para lo cual la privada que actualmente se encuentra en un nivel de 17.5 por ciento aumentaría hasta el 20 por ciento de acuerdo a compromiso reciente firmado con el Consejo Coordinador Empresarial, y la inversión pública complementaría su nivel actual hasta alcanzar el 5 por ciento restante.

Recalcó que el gobierno debe ser el facilitador de la inversión, especialmente en apoyo de las Micro, Pequeñas y Medianas empresas, que representan el sector productivo más vulnerable de la economía, pero que en conjunto contribuyen con más del 50 por ciento del Producto Interno Bruto, y en las que se genera más del 80 por ciento del empleo, para que además de crecimiento económico se genere un desarrollo social más incluyente.

“Los empresarios buscamos ser actores del cambio y no espectadores de las políticas públicas, estamos listos para ser más propositivos”, enfatizó el dirigente de la Concanaco.

Por otra parte, sostuvo que el Corredor Transístmico, que unirá los puertos de Salina Cruz, Oaxaca, con Coatzacoalcos, Veracruz, fortalecerá las exportaciones de Asia a Europa, Estados Unidos y América Latina, y viceversa, lo cual apoyará a la economía oaxaqueña que ha presentado un crecimiento incipiente en los últimos años.