Ultimas Noticias

De yoga a secta sexual.

Huyen el gurú y varios profesores de la escuela de Agama Yoga en Tailandia tras las denuncias por violación y abusos sexuales por parte de 31 ex alumnas del centro

 

 

En su página web, el centro de Yoga Agama se define como “una universidad espiritual cuyos principios esenciales son llevar las auténticas raíces del yoga a la vida mediante cursos, talleres y retiros en instalaciones de todo el mundo”. Sin embargo, para muchos de sus alumnos en su centro de la isla tailandesa de Phangan, la experiencia se acerca más a ser sometidos por una secta sexual dirigida por un misógino gurú que promovía el sexo como “forma de curación” desde hace 15 años.

 

 

Esa fue la experiencia de al menos 31 alumnos que han denunciado los abusos que el fundador del centro, Swami Vivekananda Saraswati, ha ejercido desde que lo fundó. En una investigación de la web Medium, que desveló el escándalo a finales de julio, los denunciantes describían un ambiente de secta donde se promovía el sexo con profesores, se amparaban violaciones, se criminalizaba el feminismo y se desaconsejaba el uso de condones.

 

 

El gurú Swami, cuyo verdadero nombre es Narcis Tarcau, habría escapado a Camboya el pasado 31 de julio, según ha confirmado el Departamento de Inmigración de la Policía tailandesa a Coconuts Bangkok, un blog local.

 

Tarcau, de origen rumano, se definía como un “brillante exponente de una forma única y moderna de pensar el yoga” con la cual alcanzar “un elevado estado de realización espiritual”. Es discípulo de otro gurú del yoga también rumano, Gregorian Bivolaru, sentenciado a seis años de prisión por mantener sexo con una menor. El nombre de Bivolaru, que promovía mantener sexo con 1.000 vírgenes para alcanzar la iluminación, figura en la lista de más buscados de la Europol por trata de personas, pero eso no impidió que Tarcau le defendiera febrilmente, hasta el punto de acusar a quien le criticase de “estar bajo influencias demoniacas” y de encarar “consecuencias infernales”.