Nacional

Alarma robo de arte sacro; ‘acaban adornando la casa de ricos’

Especialistas aseguran que, a través de una alianza entre países de América Latina, se busca disminuir el tráfico de estas obras

na de las grandes problemáticas para el fomento del turismo religioso a nivel continental es el robo y tráfico de piezas de arte sacro, desde pinturas, esculturas hasta reliquias que los templos tienen como encomienda custodiar.

Ante esta situación, se busca una alianza entre países del sur y centro de América con México, con el objetivo de disminuir la comercialización de estas obras artísticas las cuales, en muchas ocasiones “acaban adornando la casa de algún rico”.

Para otros especialistas que participaron en el XIV Congreso Internacional de Turismo Religioso y Sustentable, el robo de arte representa un grave riesgo al cual es imperativo ponerle una mayor atención.

Incluso los pobladores y vecinos de las iglesias muchas veces también se convierten en custodios de las obras de arte que están en las iglesias pues es responsabilidad de todos cuidar de nuestro baluarte”, señaló la especialista argentina María Agustina Lasgoity.

El dinero obtenido por una obra de arte robada es utilizado para el financiamiento del narcotráfico y actividades terroristas. Sin embargo, la cifra de ganancias puede ser mayor, ya que en ocasiones este tipo de delito no es reportado o es clasificado por las autoridades en campos incorrectos.

Y es que los criminales especializados en arte, roban objetos señalados como de “nivel medio”, ya que son los más sencillos de sustraer y no atraen demasiada atención por parte de las autoridades,  además de que es más fácil de transportar, contrabandear y vender.

Los representantes de nuestro país destacaron la importancia de lugares como la Basílica de Guadalupe, el centro de la Ciudad de México, la ruta de los conventos en Puebla y Morelos, los grandes santuarios del Bajío Mexicano como la Montaña de Cristo Rey y la ruta cristera así como los principales lugares de religiosidad maya y azteca.