Radio

Actor mexicano fue víctima de acoso de Kevin Spacey, aquí su testimonio

LONDRES. “A Spacey se le acusa de haber acosado a un niño de 14 años cuando él mismo tenía 26. Los que coincidimos con él en Londres cuando fue director del Old Vic Theatre sabemos que serán muchísimos más los que se atrevan a contar sus historias en los próximos días y semanas. No me sorprendería que fueran números similares a los de Weinstein. En su disculpa pública dijo no recordar el incidente, se disculpó con el actor que lo acusa y aprovechó para salir del clóset, distrayendo así al público de sus acciones dañinas”, explicó el mexicano sobre la conducta del reconocido actor y anticipó que saldrán más denuncias, pues sus actos eran recurrentes.

 

“Yo mismo tuve un par de encuentros desagradables con Spacey que estuvieron al filo de poder ser llamados acoso. Es más, de haber sido yo una mujer, probablemente no hubiera dudado en identificarlo como tal, pero supongo que la falta de una acción más concretamente directa o agresiva me llevó a justificar el incidente como “una de esas cosas”. Somos muchos los que tenemos un “Kevin Spacey story”. Parece que sólo hacía falta ser un varón menor de 30 para que el señor Spacey se sintiera libre de tocarnos. Era tan común que hasta se volvió un chiste local (de muy mal gusto). Ya no recuerdo cuántas personas me contaron la misma historia: Spacey los invitaba a reunirse con él para “hablar de sus carreras”. Cuando llegaban al teatro, el señor tenía preparado un picnic con champán sobre el escenario, hermosamente iluminado. Cada historia variaba en lo lejos que llegaba el picnic, pero la técnica era la misma. Más común era que el señor se encontrara en el bar de su teatro, estrujando a quien le llamara la atención. Así me tocó a mí la segunda vez. Yo nunca me dejé, pero sé de algunos que temieron ponerle un alto”, explicó Roberto sobre el asunto que, según su versión, era conocido en el medio.

 

“En Londres, el caso de Spacey era muy mal visto. No dudo que hubieran más como él, pero ninguno tan público y descarado. En el medio se le reprochaba ese comportamiento por su total falta de profesionalismo, sin llegar a mencionar la cuestionable moralidad”, añadió.

 

Sin embargo, la crítica del actor de teatro dejó en evidencia también lo que ocurre en nuestro país: “Por eso fue para mí una enormísima sorpresa el llegar a México y encontrarme con la realidad de que esto tipo de comportamiento no sólo es común, sino que a veces hasta se aplaude. La frecuencia con la cual me entero que las supuestas “vacas sagradas” del teatro mexicano se comportan igual o peor que Spacey o Weinstein. Que les parece perfectamente válido preguntarle a sus actrices cómo va su vida sexual o tocar abiertamente a sus alumnos frente al resto de la clase, pedirles que se desnuden en los exámenes de admisión a una de las más respetadas escuelas de teatro del país”.

 

Finalmente, Cavazos pidió a las víctimas alzar la voz para acabar con este tipo de casos: “Obviamente hace falta que las mismas víctimas sean las que alcen la voz y levanten denuncias, pero hay mucho que podemos hacer los demás y debimos haber estado haciendo desde hace mucho. Si somos testigos, confrontemos. Si somos amigos, escuchemos. Si somos partícipes, desistamos”.

 

La revelación del caso Spacey ya le ha traído consecuencias al actor. La Academia Internacional de las Artes y Ciencias de la Televisión ha anunciado que finalmente no entregará el premio de honor por su carrera, poco después de que Netflix confirmara que no hará una nueva temporada de “House of Cards” con él

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *